Archivo de etiquetas| arbustos

Un jardín de rocalla

¿Por qué un jardín de rocalla?

Para algunas personas, un jardín de rocalla, es algo más que una bella manifestación de plantas de diferentes colores, formas y tamaños, agrupadas alrededor de piedras. Para ellos, constituye un verdadero pasatiempo que les proporciona enormes satisfacciones. Con sólo un vistazo al jardín de rocalla se puede reconocer a que género pertenece su propietario. Si se trata de un verdadero aficionado, no se somete simplemente a la simple asociación de plantas, sino que construye un sitio en el que pasa sus mejores momentos, lejos de la agitación del estrés y la forma de vida actual. ¡Toda una filosofía!

 

Jardín de rocalla

 

Una rocalla hecha con amor, es un verdadero placer para los ojos: reinan el orden y la armonía, y la belleza de sus plantas, da idea de los cuidados que les prodiga su apasionado propietario.

Pero construir una rocalla, solo representa el comienzo de una ardua tarea para la que el aficionado jamás tiene tiempo suficiente: la rocalla lo absorbe durante todo el año. El invierno es la estación de la meditación: lectura de obras de documentación, puesta al día del fichero, proyectos para mejorar las características de su rocalla, etc. Tareas que los trabajos del verano no le permiten llevar a cabo. Y sin que haya percibido el transcurso del tiempo, las primeras florecillas, le anunciarán que la primavera ha llegado.

El aficionado a las rocallas, examina con cuidado sus frágiles especies para ver cómo han sobrevivido al frío del invierno, así como los daños causados por los visitantes inoportunos… Y aguarda con impaciencia que se abran todos los capullos de las primeras plantas primaverales.

El verano es la estación de los proyectos: ¿Dónde deberían plantarse los bulbos?, ¿Qué arbustos o que coníferas se colocarán para llenar los vacíos?…

El otoño, está consagrado a la plantación de los nuevos bulbos, y el aficionado ya imagina el esplendor de su floración.

¡Quizá nadie vea pasar el tiempo tan rápido como él!

 

¿Qué es una rocalla?

Una rocalla, es un tipo peculiar de jardín, caracterizado por una decoración de estilo rústico con plantas de origen alpino o plantas resistentes a la sequía que se crían en terrenos pobres y secos. Las plantas se sitúan entre grava, conchas y piedras naturales o artificiales que sirven de ornamento.

jardín de rocallaLa rocalla se caracteriza en general por un terreno con buen drenaje, y la preponderancia de grandes piedras formando desniveles, con gravas y piedras más pequeñas formando como un roquedal. La rocalla ideal debe de formar una pendiente no muy pronunciada, con una orientación este, nordeste o sudeste  preferentemente.

Por estas razones, un jardín lineal no es el ideal para albergar un buen jardín de rocalla. Y de ser así, habrá que realizar previamente desniveles artificiales, recurriendo a pequeños montículos irregulares, los cuales se harán con tierra del mismo suelo, creando pequeños valles.

¡OJO! Antes de modelar los pequeños montículos, habrá que haber drenado bien el suelo, para evitar que las raíces de las plantas se pudran, y acabar con las malas hierbas que dificultan el crecimiento… Pero no nos adelantemos, y sigamos paso a paso la construcción de nuestra rocalla.

 

 

Construcción de la rocalla

Cuando se ha decidido el emplazamiento y el plan, la construcción comienza. Lo primero, limpiar la superficie, y quitar las malas hierbas. La mejor orientación para las plantas de nuestra rocalla será el este, nordeste o sudeste. Solo unas pocas especies se adaptan a la orientación sur u oeste.

Acumularemos cascotes, grandes guijarros y grava para asegurar el drenaje, dado que la mayoría de las platas de rocalla sufren con demasiada humedad. El estrato de drenaje debería ser muy grueso, al menos 50 cm., si estamos ante un suelo arcilloso o impermeable.

 

jardín de rocalla

 

Después pondremos tierra sin abono, preferentemente mantillo de hierba mezclado con arena, turba y mantillo de hojas. Las plantas de rocalla son en su mayoría muy sobrias y plantadas en suelo rico, no florecerán bien, ni se desarrollarán correctamente.

Como decíamos en el primer párrafo, es importante, tener un esquema previo a la plantación, un plan, para configurar de antemano los accidentes del terreno, los sitios soleados, los de semisombra o los que se encuentran en la umbría total, para poder cultivar plantas con exigencias ecológicas diferentes y darle a nuestra rocalla la diversidad suficiente para crear un bello conjunto, armonioso y colorido.

A continuación, colocaremos las piedras sobre esta base acondicionada. Hundidas con relativa profundidad, darán la impresión de ser la punta de una roca que sale del suelo.

¡Es importante empezar de abajo a arriba progresivamente! Se dispondrán grietas, pendientes, paredes verticales. Y se evitarán tanto la regularidad como la alineación, ya que provocaría un efecto de artificialidad que rompería totalmente con la armonía de una buena rocalla. Para que sirva de referencia, sigue el siguiente consejo: una rocalla bien estructurara, debería ser bella por sí misma, sin plantas. No se trata de copiar la rocalla del vecino, sino de inspirarse en la propia naturaleza, en sus aspectos más simples…

Al término de la construcción, se dejará reposar la rocalla, preferentemente un año entero, o al menos un invierno para que se “haga”. Las semillas de las malas hierbas, habrán germinado y tendremos que proceder a una nueva limpieza, añadir tierra y por último, comenzar a plantar.

 

¿Cuáles son las plantas idóneas para nuestro jardín de rocalla?

Arbustos

Agracejo, Berberis, Brezo, Calluna, Cotoneaster, Palmito, Teucrio, Verónica, Redodendro y Yucas.

Coníferas enanas

Chamaecyparis lawsoiana (variedades), Chamaecyparis nootkaensis “Compacta”, Chamaecyparis obtusa (variedades), Chamaecyparis pisífera (variedades), Cryptomeria japónica (variedades), Juniperus chinensis, Juniperus communis (variedades), Juniperus virginiana (variedades), Juniperus squamata (variedades), Macrobiota decussata, Pecea glauca (variedades), Picea omorika, Picea orientalis, Picea pungens, Pinus leucodermis, Pinus mugo, Pinus strobus, Pinus sylvestris, Taxes baccata, Taxus media, Thuya occidentalis, Thuya orientalis y Tsuga canadensis.

Plantas vivaces

Áster enanos, Astilbe, Aliso, Campanula carpatica, Clavelinas, Delfinio, Delphinium, Gypsophila, Lobelia, Flox, Phlox, Saxifraga, Tomillo y Viola.

Bulbosas

Crocus, Clicamen, Jacinto, Iris, Narcisos, Silla, Muscari y Tulipanes. 

Suculentas

Cactus, Áloe, Ágave, Lamprantus y Siempreviva.

 

Todas estas plantas mencionadas en las categorías de arbustos, vivaces, coníferas, bulbosas y suculentas, son las plantas perfectas para un jardín de rocalla. Se plantas en primavera u otoño, en los huecos que hay entre las rocas. Es aconsejable elegirlas con floraciones diferentes, así tendremos un juego paisajístico todo el año.

 

jardín de rocalla

 

Y para acabar, un resumen general de consejos imprescindibles

  • El trazado del jardín de rocalla debe ser muy libre y natural, desestructurado.
  • La introducción del agua deberá hacerse con libertad y fantasía, sin ser necesarios grandes caudales, sino pequeños.
  • Cuando el jardín es más bien pequeñito, es recomendable servirse de un muro de cerramiento sólido, al cual se adosara la rocalla. Plantar arbustos en la cima dará una impresión ilimitada, hará que el jardín se vea más grande
  • Hay que asegurarse que su subsuelo sea permeable. Si éste es arenoso, no habrá problemas, pero si es arcilloso, pueden haber dificultades para las plantas que precisen terrenos secos. Entonces, tenemos que prever un sistema de drenaje.
  • El drenaje en una rocalla puede consistir en una capa de drenaje compuesta de elementos gruesos, guijarros, trozos de maceta, escoria…., situado a 30-40 cm de la superficie del suelo, partiendo del punto más alto, y que va a morir bajo la última roca, para así evacuar el agua recolectada. Otra opción es instalar tubos de drenaje.
  • No hay que hacer la plantación hasta varias semanas después de la construcción de la rocalla, para permitir el asentamiento de la tierra.
  • Es preferible realizar la plantación en grupos irregulares, usando tres plantas como mínimo de las mismas especies.
  • Hay que evitar el abigarramiento de las plantas.

 

ideas-y-consejos-para-crear-rocallas-12

 

Espero que te haya gustado, y si es así, no dejes de leernos. Seguiremos publicando consejos, ideas y prácticas para tu jardín y el diseño floral de tu casa.

¡Hasta otra!

 

Fuente de información y fotografías: Wikipedia, Libro “Plantas de rocalla” de Susaeta Ediciones S.A., infojardin.com, guiadejardineria.com, ricardolibrero.blogspot.com.es, Juan g. Plaza (PAISSANO.com)