Archivo | Octubre 2016

Las Plantas bulbosas

¿Qué son las plantas bulbosas?

Las plantas bulbosas representan dentro del “reino vegetal” una de las divisiones más características y enigmáticas que se pueda imaginar.

Aunque el nombre de plantas bulbosas, se refiere más estrictamente a las de bulbo, en jardinería también se denominan plantas bulbosas a las plantas herbáceas y perennes que poseen cormos, raíces tuberosas o rizomas, como órganos subterráneos de reserva de nutrientes.

Estas especies suelen perder su parte aérea durante las épocas desfavorables de crecimiento (el invierno o el verano, dependiendo de la especie) y permanecen en reposo gracias a las reservas almacenadas en sus bulbos.

Cuando las condiciones estacionales vuelven a ser favorables, dichas reservas sustentan el nuevo ciclo de crecimiento.

 

tulipanes-rojos-en-el-jardin

 

Las plantas bulbosas para el jardín

Las posibilidades que ofrecen las plantas bulbosas en los jardines es enorme, debido a la multitud de clases que pueden crear formas y volúmenes que se adaptan a cualquier situación y a su la posibilidad de elección dada su amplia gama.

Las plantas bulbosas florecen de forma escalonada según las estaciones del año, por lo que se pueden clasificar en función de su época de floración de forma natural, ya que es posible llevar a cabo preparaciones especiales para hacerlas florecer fuera de su estación normal.

Desde el punto de vista de su floración normal, las plantas bulbosas se clasifican en cinco grandes grupos:

  • Floración muy precoz,
  • Floración primaveral,
  • Floración estival,
  • Floración otoñal, y
  • Floración invernal

 

epocas-de-floracion-bulbosas

 

Métodos de plantación

Por la importancia de su tallo subterráneo se debe tener muy en cuenta el suelo donde vamos a plantar bulbos. Este tipo de plantas se desarrollan con mucha más facilidad en suelos bien drenados y sueltos en los que el agua se pueda escurrir con facilidad, por lo que se deben evitar los terrenos con altas acumulaciones de humedad.

Es igualmente importante tener en cuenta la profundidad a la que vamos a plantar bulbos. Lo habitual es plantar al doble o el triple de su tamaño, aunque en ocasiones es necesario una mayor profundidad.

El agua plantas bulbosases fundamental para el cultivo de bulbos, pero se debe hacer con moderación ya que un exceso pude hacer que se pudra, aunque los riesgos son menores una vez ha florecido y las hojas se han desarrollado. E igualmente hay que dejar de regarlas una vez se ha secado todo el follaje.

La luz es también un factor a tener en cuenta, ya que los bulbos de otoño necesitan mucha luz, aunque en general son plantas increíblemente adaptables que pueden llegar a realizar su floración recibiendo sol solamente pocas horas del día e incluso a media sombra.

A la hora de efectuar un trasplante las bulbosas son enormemente flexibles, puesto que únicamente debemos esperar al término de la floración. Hay que cortar el tallo floral y extraer la planta con la tierra que sostenía las raíces, para a continuación colocarla entre arena y esperar a su recarga.

 

¿Cómo se utilizan en jardinería?

Las plantas bulbosas son las más versátiles de todas las especies para el jardín. Como hemos comentado, florecen en sitios muy diferentes y embellecen todas las estaciones del año.

plantas bulbosas

Además de la belleza de sus flores, muchas especies de plantas bulbosas poseen un atractivo follaje, lo que las hace todavía más valiosas en el diseño de parques y jardines.

La mayoría de ellas, por otro lado, son relativamente rústicas y no demandan grandes cuidados, se multiplican año tras año formando colonias que, a lo sumo, hay que ralear o aclarar para asegurar buenas floraciones.

  • Macizos y borduras. Los macizos y las borduras son los lugares del jardín donde tradicionalmente se plantan las especies bulbosas. La elección de las especies a plantar dependerá de varios factores, tales como el tipo de suelo, la posición (sitio soleado o con sombra), el color o efecto que se desea lograr en el jardín y la época del año en la cual se desea que las plantas florezcan.
  • Naturalización. En los parques extensos es posible plantar algunas especies para que se multipliquen espontáneamente y crezcan entre el césped o debajo de los árboles.
  • Jardines de rocalla. El jardín de rocalla es un espacio bastante reducido donde se pueden crear condiciones muy diferentes y cultivar un gran número de especies. La única limitarte es el tamaño de las plantas, que debe ser pequeño.

 

plantas bulbosas

¡Esperamos que te haya gustado!

Hasta la próxima

 

Fuentes: José Miguel Soriano (Plantas bulbosas en jardinería), wikipedia, infojardin.com, planetahuerto.es