Archivo | agosto 2016

Jardín vertical

Un jardín vertical es una instalación cubierta de plantas de diversas especies que son cultivadas en una estructura especial dando la apariencia de ser un jardín pero colocadas en vertical, de ahí su nombre. También denominado “pared de cultivo” o “muro verde”.

Las plantas se enraízan en compartimientos entre dos láminas de material fibroso anclado a la pared. El suministro de agua se provee entre las láminas y se cultivan muchas especies de plantas.

Además del importante componente estético, los jardines verticales son una magnífica solución medioambiental para las grandes ciudades, ya que Las bacterias en las raíces de las plantas metabolizan las impurezas del aire tales como los compuestos orgánicos volátiles.

jardin-vertical

Las plantas que componen los jardines verticales, pueden llegar a prosperar en un sustrato liviano, con un tipo de suelo natural o con fibras sintéticas adosadas que sean resistentes y de poco peso. Y pueden instalarse en cualquier superficie, sea en interior o exterior, pero, eso sí, ha de realizarse una elección correcta de plantas para su desarrollo.

El precursor de los jardines verticales o muros verdes fue Patrick Blanc, quien con 70 años, y  tomando como base la observación de los sotobosques tropicales creo todo un sistema para realizarlos para luego patentarlo en 1988, revolucionando así toda una nueva arquitectura y modernidad del paisajismo.

 

Características de un jardín vertical

Las paredes activas o muros verdes, se unen al sistema de circulación de aire de la construcción. Unos ventiladores soplan aire a través de la pared y luego es recirculada a través del edificio. Algunas paredes activas tienen superficies vidriadas para que los efectos de los flujos de aire sean más predecibles. Las “paredes inactivas” o “pasivas” no tienen circulación de aire mecanizada. En vez de eso, están abiertas para promover, en la medida de lo posible, la libre circulación del aire.

Las paredes de cultivo son una forma de agricultura urbana o jardinería urbana. Suelen acometerse como un trabajo artístico por su belleza. A veces sirve para ayudar a la cura del síndrome del edificio enfermo, y en cualquier caso, incrementar los niveles de oxígeno en el aire de recirculación.

También es un medio de reutilización del agua, al menos del agua utilitaria. Las plantas pueden purificar el agua contaminada (agua gris) por digestión de los nutrientes disueltos. Las bacterias mineralizan los componentes orgánicos para hacerlos disponibles para las plantas.

Las paredes de cultivo son muy prácticas para ciudades, en especial en áreas verticales. También para áreas áridas, ya que el agua de circulación en la pared vertical es menos evaporable que en jardines horizontales.

En áreas áridas y calurosas, estas paredes pueden formar parte de las paredes externas de un edificio, y poder refrescarlas.

Según la empresa Paisajismo Urbano, líder en el diseño y construcción de jardines verticales, La construcción de este tipo de jardines está basada en la capacidad natural de las plantas para sobrevivir de forma suspendida, y por este motivo, las plantas que se utilizan no son en ningún caso, difíciles de encontrar.

jardin-vertical

 

Algunos de los aspectos que debemos tener en cuenta en su construcción

  • Un jardín vertical es un sistema de jardinería arquitectónica basado en el control de nutrientes, bacterias y hongos micorrizas, y en la simbiosis interespecífica de la selección de plantas. Por tanto, conocer las plantas que usaremos en su construcción y las interacciones que tendrán lugar entre las distintas especies es un requisito fundamental para garantizar el éxito del trabajo.
  • Es muy importante el control y estudio del sustrato utilizado, las condiciones ambientales y las características físico-químicas del medio. Otros factores como la luz, la temperatura y la humedad sólo serán relativamente controlables en jardines verticales de interior. En la construcción de los de exterior será necesario adaptarse a las condiciones ambientales de la zona y a sus especies vegetales.
  • Parte del secreto de cómo hacer jardines verticales reside en el control de los desequilibrios que puedan surgir, tales como el pH, la conductividad del agua, los gases disueltos o la salinidad, así como la textura, la porosidad, y la profundidad del sustrato. Estos factores químicos y edáficos son controlados mediante sensores que alertan de los desequilibrios que puedan surgir.
  • Las plantas empleadas deben ser seleccionadas cuidadosamente, ya que en estos ecosistemas es necesario crear una asociación de especies en busca de mutalismos e interactuación de todas las plantas, bacterias y hongos implicados, en el que unos y otros obtienen beneficios.

Por tanto, a la hora de construirlos, se deberá analizar primero la manera en la que las plantas que conformarán nuestro jardín encuentren un soporte mecánico que les ofrezca las condiciones óptimas de supervivencia y un aporte nutritivo correcto. De esta manera se garantizará que puedan vivir en esta posición estresante y no sólo desarrollarse, sino tener mejor aspecto que las que viven en el suelo.

La empresa Paisajismo Urbano, nos propone un minicurso para construir un jardín vertical en cuatro sencillos pasos:

1.- El diseño de jardines verticales

Lo primero que debes hacer para crear tu propio jardín vertical es pensar en el diseño que va a tener. ¿Quieres un jardín monocromático en tonos verdes o prefieres que tenga diferentes colores? ¿Quieres plantas que no sobresalgan mucho o prefieres más un trozo de selva en casa?

Dependiendo de estos factores deberás pensar qué plantas vas a utilizar y cómo distribuirlas en tu jardín vertical. Para ello deberás considerar factores como si el jardín va a recibir sol directo o va a estar a la sombra, si va a ser interior o exterior, o las temperaturas a las que va a estar expuesto.

2.- Sustrato y herramientas

Actualmente existen muchas opciones para la construcción de jardines verticales, siempre que hablemos de pequeños jardines verticales domésticos. Antes de comenzar la ejecución de tu jardín vertical consigue información sobre las diferentes opciones de sustrato que existen (hidropónico, con tierra, mixto…), de sus ventajas y sus inconvenientes y escoge el que mejor se adapte a tus necesidades.

CONSEJO: Puedes comprar un sistema prefabricado para la realización de jardines verticales con resultados demostrados, como por ejemplo HydroWall.

3.- Riego de un jardín vertical

Tras haber instalado el soporte y el sustrato en el lugar donde vas a emplazar el jardín vertical, el siguiente paso es la instalación del sistema de riego. Dependiendo del tipo de sustrato que has escogido para tu proyecto necesitarás un sistema más complejo o más simple. Si, por ejemplo, has elegido un sistema modular con tierra, únicamente necesitarás un sistema de riego por goteo. Si tienes alguna duda en este aspecto la mejor opción es recurrir a un profesional de tu zona, ahorrarás tiempo y dinero.

4.- Por último, las plantas

Una vez tu pequeño jardín vertical está montado, tiene el riego en funcionamiento y has comprobado que todo funciona correctamente es el momento de incorporar las plantas. Sigue el diseño que has realizado y coloca cada planta en el mejor lugar para ella. Asegúrate de que todas reciben los niveles de luz y humedad adecuados, puesto que el exceso o el defecto de alguno de ellos podrían convertir tu jardín vertical en un muro seco.

jardin-vertical

Ejemplos prácticos: El Jardín Vertical Caixa Forum, en Madrid

En pleno centro de Madrid, en el Paseo del Prado, se encuentra el Jardín Vertical Caixa Forum, el primero que se instaló en España. Este impresionante tapiz vegetal fue diseñado por Patrick Blanc -botánico francés e inventor de esta técnica con la que ha creado jardines verticales por todo el mundo. Más de 15.000 plantas cubren la fachada transformando la pared en una «pintura» de tonalidades verdosas con vida propia. Las diferentes especies de plantas autóctonas y foráneas que cubren los 460 metros cuadrados de superficie se asientan sobre una manta húmeda, sin necesidad de sustrato de tierra, por la que se desliza el agua desde la parte alta hasta el suelo y retiene las sales minerales que actúan como fertilizantes. La estructura metálica, que soporta la manta húmeda y el peso de las plantas, está ligeramente separada del edificio para crear una cámara de aire que permite que las raíces se puedan desarrollar.

En definitiva, un pulmón vegetal en el centro de la capital que, además, ofrece un atractivo artístico y natural a cualquier viandante que pasee por el centro de Madrid.

 

Bueno amigo/a, espero que te haya gustado este artículo, y si eres de los “decididos”, no dudes en llevar a cabo tu propio proyecto de jardín vertical en alguna pared exterior de tu casa o en el interior. ¡Y mándanos fotos del proyecto, lo publicaremos en las Redes Sociales!

 

Fuentes: es.wikipedia.org, es.pinterest.com, jardinesverticales.es, Paisajismo Urbano, abc.es, jardinesverticalesweb.com