Archivo | Abril 2016

KOKEDAMA

El arte floral: KOKEDAMA

¡Hola! aquí estamos de nuevo contigo en Garden Rivas, para contarte cosas sobre jardinería, plantas y diseño floral. En esta ocasión hablaremos de un arte floral muy antiguo denominado “Kodedama“. Esperamos que os guste.

¡Ahi vamos…!

¿Que es un/una Kokedama?

Es muy popular en Japón y se suelen cultivar colgantes, aunque en algunos casos, también se cultivan sobre bandejas de arcilla o piedra decorativas. Al no poseer ningún tipo de contenedor el sustrato está expuesto en su totalidad. Estas características hacen del Kokedama, una opción más que interesante para el diseño floral de tu hogar, ofreciendo un aspecto muy original, moderno, y desde luego, poco convencional.

El arte floral - KOKEDAMA

 

Como puedes ver, el Kokedama, consiste en un sustrato en forma de esfera, compuesto  usualmente por musgo, turba, akadama y arena de río, y es en dicho sustrato donde crece la planta.

Pero ¿qué plantas son las más adecuadas para los Kokedamas? A la hora de crear un Kokedama, es clave elegir la planta que queremos, entre las más utilizadas están:

Cintas

Las cintas, también conocidas como Malamadre, son unas pequeñas plantas de porte colgante muy luminosas y fáciles de cuidar. Son perfectas para las Kokedamas por su porte y resistencia.

El arte floral - KOKEDAMA

Hiedras

Las hiedras son plantas trepadoras polivalentes que pueden ser cultivadas tanto en interior como en exterior. Es ideal si vamos a colgar nuestra Kokedama .

El arte floral - KOKEDAMA

Plantas suculentas

Las suculentas, o plantas crasas, son muy agradecidas en este tipo de trabajos florales tanto por su resistencia como por su escasa necesidad de agua: Kalanchoes, Crásulas, etc.

El arte floral - KOKEDAMA

Cóleos

Los cóleos son plantas que podemos tener tanto en el exterior como en el interior de casa y que son muy resistentes. Ideal para hacer un Kokedama colorido de porte colgante.

Helechos

Los helechos mini son ideales para estos trabajos al igual que las esparragueras por su porte frondoso y lanceado. Te costará elegir una sola variedad…

 

El arte floral - KOKEDAMA

Por supuesto se pueden cultivar muchísimas más plantas, éstas solo son una sugerencia. ¡Dale rienda suelta a tu imaginación!

Una vez elegidas las plantas más características (a ser posible, de pequeño desarrollo), vamos a crear nuestro Kokedama paso a paso. Pasa eso seguiremos los consejos que nos ofrece  labioguia.com, y necesitaremos: Tierra, Arcilla, Arena, Musgo e  Hilo.

Primer paso: Realizamos la bola de sustrato

Necesitamos hacer una especie de “bola de barro”, utilizando turba y sustrato especial para bonsáis (akadama) por ejemplo; se trata de conseguir mantener la forma redonda, la humedad y la oxigenación, para conseguir esto debes hacer una mezcla equilibrada, incluso añadir algo de arena de río. Una posible mezcla podría ser 3 partes de turba y 1 parte de akadama, a esta mezcla añades un poco de arena de río, poca cosa, lo mezclas y luego lo mojas para hacer la bola. Esta bola servirá de soporte para las raíces, además aportará algunos nutrientes, aunque habrá que fertilizar frecuentemente.

Paso 2: Plantación

Cuando ya tienes la bola de sustrato, todavía sin colocar el musgo,  hay que realizar un hueco o abrir un poco el sustrato para hacer sitio a las raíces de la planta. Al final las raíces deben quedar bien centradas en la bola de sustrato.

Paso 3: Soporte y refuerzo de la Kokedama

Con una cuerda, tipo tramilla, vamos rodeando la bola y haciendo algunos nudos. Con esto conseguiremos que el soporte sea algo más estable. Después se puede utilizar para colgar la Kokedama, aunque luego puede suponer un problema para regar.

Paso 4: Colocamos el musgo

Por último, hay que cubrir la bola con musgo, esto ayudará a mantener la humedad de la Kokedama. Puedes utilizar también algún tipo de pequeño cordón para sujetar el musgo de forma disimulada.

El arte floral - KOKEDAMA

 

Y ya está… ¡Ahora a disfrutar de nuestro jardín colgante de Kokedamas!

El musgo necesita luz, pero no la soporta directamente de sol porque se produce evaporación  demasiado rápido. Por eso es recomendable colocar tus kokedamas en lugares iluminados pero no a pleno sol, y por supuesto, elegir las especies vegetales aptas para ello.

Y no te olvides del mantenimiento, que aunque es bastante sencillo, no hay que olvidarse de la humedad. Como mínimo, una vez a la semana habrá que sumergir la kokedama en un recipiente redondo con agua para que así el musgo se hidrate y evitar que se seque.

 

Este post ha sido posible gracias a las fuentes: labioguia.com, wikipedia.org, algoverde.wordpress.com, hogarmania.com