Rosas. La reina de las flores

Hablar de la Rosas es hablar de la reina de las flores, la más cultivadas y, para muchos, la más bellas. Podemos decir sin temor a equivocarnos, que la Rosa es la flor preferida de la Humanidad.

Rosas

Aunque nadie ignora la diversidad de rosas que adornan nuestros jardines, algunos se quedan admirados al saber que todos ellas son hermanas, teniendo por padre o por ma

dre nuestra común gabarrera de los setos o gabarrera de los perros (Rosa canina), llamada así por la creencia de poder curar la rabia con sus raíces.

Los antepasados de nuestros rosales, son otros rosales salvajes muy distintos unos de otros, formando especies con orígenes en diferentes países, aunque bastante lejanos unos de otros, pero todos encuadrados dentro del hemisferio Norte.

De todos ellos, tres especies, juegan un papel importantísimo: La Rosa gallica, Rosa indica y la Rosa lutea.

A partir de múltiples hibridaciones, se han creado más de 30 000 variedades, apareciendo más cada año.

Y al igual que con hortalizas, frutas y verduras, en la actualidad, los cultivadores de rosas han primado el tamaño y el color, para producir flores grandes y atractivas, aunque con poco o ningún aroma. Por el contrario, otras muchas rosas silvestres sin importancia comercial, mantienen dulces y potentes fragancias.

 

Principales tipos de Rosas

Las Rosas se componen de un grupo de arbustos espinosos y floridos que representan la familia de las rosáceas.

A la planta en sí, se la denomina rosal y rosa a la flor de dicha planta.

Tratando muy someramente de caracterizar los rosales, hemos dejado entrever que las rosas no se parecen mucho entre sí. No obstante, intentaremos presentar los siguientes tipos:

Grandes flores

Son las verdaderas rosas. Bellas, elegantemente formadas, tanto si son poco dobles como si están muy llenas.

Siguiendo el número de pétalos que las componen, estas rosas pueden ser semidobles, dobles o llenas. Y sus formas son de lo más variadas.

A aquellas flores muy grandes y bien formadas, se las llama rosas nobles.

Flores Medianas o Floribundas

Estarían en medio de las rosas nobles y las pequeñas Polyanthas (que veremos a continuación). Aunque más pequeñas que las primeras, a menudo están bien formadas y se agrupan en gran número de inflorescencia.

Rosas

Pequeñas Flores o Polyanthas

Son los tipos perfectos de variedades, que se caracterizan por sus grandes ramilletes de pequeñas flores en forma de rosetas o margaritas, o de flor de rosal silvestre cuando se trata de flores simples.

Estos rosales causaron furor en el primer tercio de este siglo con “Orléans Rise”, rosa carmín, “Madame Norbert Levavasseur”, rojo violáceo, y muchas otras.

Rosas

Clasificación de las Rosas desde el punto de vista de la jardinería

Especies silvestres de rosas: las que existen en la Naturaleza

Los Rosales silvestres son las especies que crecen en la naturaleza; de ellas descienden todas las demás rosas.

Algunas de las especies más representativas de este grupo son:

Rosa arvensis; Rosa banksiae; Rosa bracteata; Rosa califórnica; Rosa canina ó dumetorum; Rosa chinensis; Rosa corymbifera; Rosa escribanus; Rosa foetida; Rosa gallica; Rosa gigantea; Rosa glauca; Rosa laevigata; Rosa majalis; Rosa micrantha; Rosa moschata; Rosa moyesii; Rosa multiflora; Rosa pimpinellifolia; Rosa pouzinii; Rosa roxburghii; Rosa rubiginosa; Rosa rugosa; Rosa sempervirens; Rosa serícea; Rosa stellata; Rosa virginiana; Rosa wichuraiana.

Rosales Antiguos

Los Rosales antiguos son las variedades que existían antes de 1.867.

Son poco conocidos comercialmente, aunque poco a poco se van utilizando más, pues son increíblemente fuertes y robustos. No requieren de muchos cuidados y tienen menos problemas de plagas y enfermedades.

Los Rosales antiguos se clasifican en los siguientes grupos:

Albas; Almizcleñas; Borbonianas; Centifolias; Damascenas; Gállicas; Híbridos reflorecientes; Moschatas; Multifloras; Musgosas; Noisettianas; Perpetuas; Polyanthas; Portland; China; Té.

Rosas Modernas

De los todos los grupos de Rosas: Silvestres, Antiguos y Modernos, este último, es el más popular y el que contempla un mayor número de variedades.

Más del 95 % de los rosales que se plantan hoy en día son Rosales Modernos.

Estos son los grupos principales de Rosas:

Arbustivos; Híbrido de té; Floribunda; Grandifloras; Polyantha; Trepadores; Sarmentosos; Pernetianas; English collection; Robustos canadienses; Miniatura; Tapizantes; Patio.

Otros tipos de Rosas

Rosal de pie alto; Rosal llorón caído; Rosal paisaje; Rosas inglesas; Rosas para ramos

 

Rosas

En próximos post, hablaremos del cultivo de las Rosas.

Esperamos que te haya gustado. ¡Hasta la próxima!

….

Fuentes: “Rosales” por Henry Fuchs; Wikipedia; Pinterest; Infojardin

Las Plantas bulbosas

¿Qué son las plantas bulbosas?

Las plantas bulbosas representan dentro del “reino vegetal” una de las divisiones más características y enigmáticas que se pueda imaginar.

Aunque el nombre de plantas bulbosas, se refiere más estrictamente a las de bulbo, en jardinería también se denominan plantas bulbosas a las plantas herbáceas y perennes que poseen cormos, raíces tuberosas o rizomas, como órganos subterráneos de reserva de nutrientes.

Estas especies suelen perder su parte aérea durante las épocas desfavorables de crecimiento (el invierno o el verano, dependiendo de la especie) y permanecen en reposo gracias a las reservas almacenadas en sus bulbos.

Cuando las condiciones estacionales vuelven a ser favorables, dichas reservas sustentan el nuevo ciclo de crecimiento.

 

tulipanes-rojos-en-el-jardin

 

Las plantas bulbosas para el jardín

Las posibilidades que ofrecen las plantas bulbosas en los jardines es enorme, debido a la multitud de clases que pueden crear formas y volúmenes que se adaptan a cualquier situación y a su la posibilidad de elección dada su amplia gama.

Las plantas bulbosas florecen de forma escalonada según las estaciones del año, por lo que se pueden clasificar en función de su época de floración de forma natural, ya que es posible llevar a cabo preparaciones especiales para hacerlas florecer fuera de su estación normal.

Desde el punto de vista de su floración normal, las plantas bulbosas se clasifican en cinco grandes grupos:

  • Floración muy precoz,
  • Floración primaveral,
  • Floración estival,
  • Floración otoñal, y
  • Floración invernal

 

epocas-de-floracion-bulbosas

 

Métodos de plantación

Por la importancia de su tallo subterráneo se debe tener muy en cuenta el suelo donde vamos a plantar bulbos. Este tipo de plantas se desarrollan con mucha más facilidad en suelos bien drenados y sueltos en los que el agua se pueda escurrir con facilidad, por lo que se deben evitar los terrenos con altas acumulaciones de humedad.

Es igualmente importante tener en cuenta la profundidad a la que vamos a plantar bulbos. Lo habitual es plantar al doble o el triple de su tamaño, aunque en ocasiones es necesario una mayor profundidad.

El agua plantas bulbosases fundamental para el cultivo de bulbos, pero se debe hacer con moderación ya que un exceso pude hacer que se pudra, aunque los riesgos son menores una vez ha florecido y las hojas se han desarrollado. E igualmente hay que dejar de regarlas una vez se ha secado todo el follaje.

La luz es también un factor a tener en cuenta, ya que los bulbos de otoño necesitan mucha luz, aunque en general son plantas increíblemente adaptables que pueden llegar a realizar su floración recibiendo sol solamente pocas horas del día e incluso a media sombra.

A la hora de efectuar un trasplante las bulbosas son enormemente flexibles, puesto que únicamente debemos esperar al término de la floración. Hay que cortar el tallo floral y extraer la planta con la tierra que sostenía las raíces, para a continuación colocarla entre arena y esperar a su recarga.

 

¿Cómo se utilizan en jardinería?

Las plantas bulbosas son las más versátiles de todas las especies para el jardín. Como hemos comentado, florecen en sitios muy diferentes y embellecen todas las estaciones del año.

plantas bulbosas

Además de la belleza de sus flores, muchas especies de plantas bulbosas poseen un atractivo follaje, lo que las hace todavía más valiosas en el diseño de parques y jardines.

La mayoría de ellas, por otro lado, son relativamente rústicas y no demandan grandes cuidados, se multiplican año tras año formando colonias que, a lo sumo, hay que ralear o aclarar para asegurar buenas floraciones.

  • Macizos y borduras. Los macizos y las borduras son los lugares del jardín donde tradicionalmente se plantan las especies bulbosas. La elección de las especies a plantar dependerá de varios factores, tales como el tipo de suelo, la posición (sitio soleado o con sombra), el color o efecto que se desea lograr en el jardín y la época del año en la cual se desea que las plantas florezcan.
  • Naturalización. En los parques extensos es posible plantar algunas especies para que se multipliquen espontáneamente y crezcan entre el césped o debajo de los árboles.
  • Jardines de rocalla. El jardín de rocalla es un espacio bastante reducido donde se pueden crear condiciones muy diferentes y cultivar un gran número de especies. La única limitarte es el tamaño de las plantas, que debe ser pequeño.

 

plantas bulbosas

¡Esperamos que te haya gustado!

Hasta la próxima

 

Fuentes: José Miguel Soriano (Plantas bulbosas en jardinería), wikipedia, infojardin.com, planetahuerto.es

Plantas vivaces

¿Qué son las plantas vivaces?

Se dicen muchas cosas poco acertadas respecto de las plantas vivaces, llamadas también plantas perennes.

Las vivaces, una vez plantadas, en su inmensa mayoría, crecen y florecen durante años sin dar problemas ni preocuparnos por sus condiciones de vida.

Por regla general, son especies poco exigentes. En un suelo que no sea demasiado húmedo durante el invierno, la mayoría de plantas no precisan ninguna precaución especial contra los fríos. Si sus tallos desaparecen en el otoño vuelven a brotar y revivir cada año con la llegada de la primavera.

Las variedades que son más sensibles al frio, precisan ser protegidas por una cobertura de hojas secas, que para evitar ser arrastradas por el viento, deben cubrirse con una piedra lisa.

La principal diferencia entre las plantas vivaces y las anuales, obviamente radica en que estas últimas florecen durante un único año, mientras que aquellas reflorecen año tras año, incluso durante mucho tiempo.

Todas las plantas vivaces son herbáceas, es decir, que sus tallos, sus hojas y sus flores se renuevan periódicamente, renaciendo de la raíz que queda bajo tierra durante el invierno.

Pero también existe cierto número de ejemplares en los que el follaje se mantiene permanentemente. Este es el caso de las plantas “tapizantes” o “cubre-suelos” cuyos tallos y hojas se mantienen intactos incluso en las épocas más duras, no impidiéndoles florecer en su momento oportuno.

 

Achillea 'Fanal', Monarda 'Gardenview Scarlet' AGM, Echinops ritro 'Veitch's Blue', Digitalis ferruginea, Agapanthus and Cotinus

 

Disposición de las plantas vivaces en el jardín

Las características habituales de las plantas vivaces, su rusticidad, duración, etc., hacen aumentar su valor en un jardín; ahora bien, aunque estas cualidades son muy apreciables, conviene tener en cuenta también otros elementos muy importantes como el trazado del jardín, sus características, la estación en la que es más agradable la estancia… Todos estos planteamientos han de hacernos reflexionar antes de la plantación.

No podemos olvidar, el uso de tutores en aquellas variedades de porte alto a fin de reforzar la vegetación. En realidad, esto se limita a un pequeño número de plantas como los “Delphinium”, ya que las otras variedades generalmente precisan soportes mucho menores.

 

plantas vivaces

 

Elegir las plantas más interesantes

Sabemos que existen jardines reducidos en los que la superficie rectangular normal tiende ella misma a imitar arriate defendida por un seto o empalizada.

Estos últimos delimitan el jardín en el que el centro está ocupado por césped.

Cuando esta situación es precisamente imposible de modificar, es siempre aconsejable reducir los problemas que causan las borduras herbáceas.

Es preciso seleccionar primero cuidadosamente las plantas vivaces que sean combinables con los arbustos de ornamento.

La gama de especies perennes es muy amplia: unas forman un precioso tapiz sobre el suelo, otras soportan notas muy vivas de color y forman conjuntos muy apreciados, sobre todo cuando los arbustos no tienen flor.

 

Las “islas vivaces”

Las particularidades de las “islas vivaces” es la de poder ser admiradas desde todos los ángulos y ser mucho más accesibles que los clásicos arriates herbáceos.

Dada su disposición, es sumamente fácil limpiar y escardar las malas hierbas.

Todas las plantas de estas “islas vivaces” se benefician de la luz, están suficientemente espaciadas como para no debilitarse y alcanzan con facilidad su altura natural.

Este tipo de plantación es de un efecto mucho más espectacular que las borduras herbáceas y la renovación de las plantas deterioradas puede efectuarse sin ninguna dificultad; esta renovación debe estar prevista, para cierto número de ejemplares solamente, pocos años después de la plantación si se desea que las vivaces se mantengan muy floríferas y conserven su vitalidad.

Por otra parte, la sustitución depende de otro elemento de importancia: la distancia de los grupos de vivaces y su disposición.

Es conveniente agrupar juntas un cierto número de vivaces semejantes, en lugar de dispersarlas, de desparramarlas al azar con el peligro de repartirlas inevitablemente.

 

plantas vivaces

 

Vivaces tapizantes

Son aquellas especies que recubren el suelo formando una verdadera cubierta o alfombra vegetal. Este tipo de plantación se usa como alternativa a las superficies que se quieren mantener verdes sin necesidad de recurrir al césped.

Las plantas tapizantes, que tienen la característica de ser resistentes, con baja necesidad de mantenimiento y sin requerir un riego constante, nos permiten cubrir terraplenes y superficies irregulares, disimulando las rugosidades del terreno y aportando una imagen verde de nuestro jardín.

El uso de estas plantas también permite cubrir o tapizar paredes, rocallas y vallas, por ejemplo, en una terraza.

Algunas plantas vivaces tapizantes (por orden alfabético):

Ajuga reptans, Alyssum saxatile, Arabis caucasica, Arenaria montana, Armeria marítima, Aubrieta deltoidea, Campanula portenschlagiana, Cardamine pratensis, Cerastium  tomentosum, Cymballaria muralis, Dianthus deltoides, Dichondra, Erigeron mucronatus, Erodium, Gypsophila repens, Iberis sempervirens, Lysimachia nummularia, Potentilla nítida, Sagina subulata, Saponaria ocymoides, Saxifraga arendsii, Thymus serpyllum, Verbena repens, Veronica repens…

 

plantas vivaces

 

Fuentes: “Plantas Vivaces” de Roberto Guillén Andreu; Wikipedia; Pinterest; martapuig.es

Jardín vertical

Un jardín vertical es una instalación cubierta de plantas de diversas especies que son cultivadas en una estructura especial dando la apariencia de ser un jardín pero colocadas en vertical, de ahí su nombre. También denominado “pared de cultivo” o “muro verde”.

Las plantas se enraízan en compartimientos entre dos láminas de material fibroso anclado a la pared. El suministro de agua se provee entre las láminas y se cultivan muchas especies de plantas.

Además del importante componente estético, los jardines verticales son una magnífica solución medioambiental para las grandes ciudades, ya que Las bacterias en las raíces de las plantas metabolizan las impurezas del aire tales como los compuestos orgánicos volátiles.

jardin-vertical

Las plantas que componen los jardines verticales, pueden llegar a prosperar en un sustrato liviano, con un tipo de suelo natural o con fibras sintéticas adosadas que sean resistentes y de poco peso. Y pueden instalarse en cualquier superficie, sea en interior o exterior, pero, eso sí, ha de realizarse una elección correcta de plantas para su desarrollo.

El precursor de los jardines verticales o muros verdes fue Patrick Blanc, quien con 70 años, y  tomando como base la observación de los sotobosques tropicales creo todo un sistema para realizarlos para luego patentarlo en 1988, revolucionando así toda una nueva arquitectura y modernidad del paisajismo.

 

Características de un jardín vertical

Las paredes activas o muros verdes, se unen al sistema de circulación de aire de la construcción. Unos ventiladores soplan aire a través de la pared y luego es recirculada a través del edificio. Algunas paredes activas tienen superficies vidriadas para que los efectos de los flujos de aire sean más predecibles. Las “paredes inactivas” o “pasivas” no tienen circulación de aire mecanizada. En vez de eso, están abiertas para promover, en la medida de lo posible, la libre circulación del aire.

Las paredes de cultivo son una forma de agricultura urbana o jardinería urbana. Suelen acometerse como un trabajo artístico por su belleza. A veces sirve para ayudar a la cura del síndrome del edificio enfermo, y en cualquier caso, incrementar los niveles de oxígeno en el aire de recirculación.

También es un medio de reutilización del agua, al menos del agua utilitaria. Las plantas pueden purificar el agua contaminada (agua gris) por digestión de los nutrientes disueltos. Las bacterias mineralizan los componentes orgánicos para hacerlos disponibles para las plantas.

Las paredes de cultivo son muy prácticas para ciudades, en especial en áreas verticales. También para áreas áridas, ya que el agua de circulación en la pared vertical es menos evaporable que en jardines horizontales.

En áreas áridas y calurosas, estas paredes pueden formar parte de las paredes externas de un edificio, y poder refrescarlas.

Según la empresa Paisajismo Urbano, líder en el diseño y construcción de jardines verticales, La construcción de este tipo de jardines está basada en la capacidad natural de las plantas para sobrevivir de forma suspendida, y por este motivo, las plantas que se utilizan no son en ningún caso, difíciles de encontrar.

jardin-vertical

 

Algunos de los aspectos que debemos tener en cuenta en su construcción

  • Un jardín vertical es un sistema de jardinería arquitectónica basado en el control de nutrientes, bacterias y hongos micorrizas, y en la simbiosis interespecífica de la selección de plantas. Por tanto, conocer las plantas que usaremos en su construcción y las interacciones que tendrán lugar entre las distintas especies es un requisito fundamental para garantizar el éxito del trabajo.
  • Es muy importante el control y estudio del sustrato utilizado, las condiciones ambientales y las características físico-químicas del medio. Otros factores como la luz, la temperatura y la humedad sólo serán relativamente controlables en jardines verticales de interior. En la construcción de los de exterior será necesario adaptarse a las condiciones ambientales de la zona y a sus especies vegetales.
  • Parte del secreto de cómo hacer jardines verticales reside en el control de los desequilibrios que puedan surgir, tales como el pH, la conductividad del agua, los gases disueltos o la salinidad, así como la textura, la porosidad, y la profundidad del sustrato. Estos factores químicos y edáficos son controlados mediante sensores que alertan de los desequilibrios que puedan surgir.
  • Las plantas empleadas deben ser seleccionadas cuidadosamente, ya que en estos ecosistemas es necesario crear una asociación de especies en busca de mutalismos e interactuación de todas las plantas, bacterias y hongos implicados, en el que unos y otros obtienen beneficios.

Por tanto, a la hora de construirlos, se deberá analizar primero la manera en la que las plantas que conformarán nuestro jardín encuentren un soporte mecánico que les ofrezca las condiciones óptimas de supervivencia y un aporte nutritivo correcto. De esta manera se garantizará que puedan vivir en esta posición estresante y no sólo desarrollarse, sino tener mejor aspecto que las que viven en el suelo.

La empresa Paisajismo Urbano, nos propone un minicurso para construir un jardín vertical en cuatro sencillos pasos:

1.- El diseño de jardines verticales

Lo primero que debes hacer para crear tu propio jardín vertical es pensar en el diseño que va a tener. ¿Quieres un jardín monocromático en tonos verdes o prefieres que tenga diferentes colores? ¿Quieres plantas que no sobresalgan mucho o prefieres más un trozo de selva en casa?

Dependiendo de estos factores deberás pensar qué plantas vas a utilizar y cómo distribuirlas en tu jardín vertical. Para ello deberás considerar factores como si el jardín va a recibir sol directo o va a estar a la sombra, si va a ser interior o exterior, o las temperaturas a las que va a estar expuesto.

2.- Sustrato y herramientas

Actualmente existen muchas opciones para la construcción de jardines verticales, siempre que hablemos de pequeños jardines verticales domésticos. Antes de comenzar la ejecución de tu jardín vertical consigue información sobre las diferentes opciones de sustrato que existen (hidropónico, con tierra, mixto…), de sus ventajas y sus inconvenientes y escoge el que mejor se adapte a tus necesidades.

CONSEJO: Puedes comprar un sistema prefabricado para la realización de jardines verticales con resultados demostrados, como por ejemplo HydroWall.

3.- Riego de un jardín vertical

Tras haber instalado el soporte y el sustrato en el lugar donde vas a emplazar el jardín vertical, el siguiente paso es la instalación del sistema de riego. Dependiendo del tipo de sustrato que has escogido para tu proyecto necesitarás un sistema más complejo o más simple. Si, por ejemplo, has elegido un sistema modular con tierra, únicamente necesitarás un sistema de riego por goteo. Si tienes alguna duda en este aspecto la mejor opción es recurrir a un profesional de tu zona, ahorrarás tiempo y dinero.

4.- Por último, las plantas

Una vez tu pequeño jardín vertical está montado, tiene el riego en funcionamiento y has comprobado que todo funciona correctamente es el momento de incorporar las plantas. Sigue el diseño que has realizado y coloca cada planta en el mejor lugar para ella. Asegúrate de que todas reciben los niveles de luz y humedad adecuados, puesto que el exceso o el defecto de alguno de ellos podrían convertir tu jardín vertical en un muro seco.

jardin-vertical

Ejemplos prácticos: El Jardín Vertical Caixa Forum, en Madrid

En pleno centro de Madrid, en el Paseo del Prado, se encuentra el Jardín Vertical Caixa Forum, el primero que se instaló en España. Este impresionante tapiz vegetal fue diseñado por Patrick Blanc -botánico francés e inventor de esta técnica con la que ha creado jardines verticales por todo el mundo. Más de 15.000 plantas cubren la fachada transformando la pared en una «pintura» de tonalidades verdosas con vida propia. Las diferentes especies de plantas autóctonas y foráneas que cubren los 460 metros cuadrados de superficie se asientan sobre una manta húmeda, sin necesidad de sustrato de tierra, por la que se desliza el agua desde la parte alta hasta el suelo y retiene las sales minerales que actúan como fertilizantes. La estructura metálica, que soporta la manta húmeda y el peso de las plantas, está ligeramente separada del edificio para crear una cámara de aire que permite que las raíces se puedan desarrollar.

En definitiva, un pulmón vegetal en el centro de la capital que, además, ofrece un atractivo artístico y natural a cualquier viandante que pasee por el centro de Madrid.

 

Bueno amigo/a, espero que te haya gustado este artículo, y si eres de los “decididos”, no dudes en llevar a cabo tu propio proyecto de jardín vertical en alguna pared exterior de tu casa o en el interior. ¡Y mándanos fotos del proyecto, lo publicaremos en las Redes Sociales!

 

Fuentes: es.wikipedia.org, es.pinterest.com, jardinesverticales.es, Paisajismo Urbano, abc.es, jardinesverticalesweb.com

Jardín japonés

Como hemos visto en diferentes artículos de este blog, el arte floral japonés ha sido desde el principio de la humanidad, seña de identidad del gusto por la naturaleza y la belleza tradicional. Y en este sentido, el jardín japonés vuelve a ser una vez más,  la muestra palpable de ese amor por el arte y el diseño floral.

 

Jardín japonés

 

El jardín japonés forma parte integrante de la tradición en las casas privadas de Japón, en la vecindad de los parques de las ciudades, en los templos Budistas o capillas Sintoistas, y en lugares históricos tal como viejos castillos. Muchos de los jardines japoneses más famosos en Occidente, y así mismo dentro del propio Japón, son los jardines Zen. La tradición de la Ceremonia del Té, ha generado jardines japoneses refinados en un grado sumo de cualquier otro estilo, que evocan la simpleza rural.

Pero como decimos, los jardines japoneses no son solo patrimonio del país asiático. Muy al contrario, multitud de jardines en todo el mundo se basan en los preceptos de su diseño para conferir un aspecto oriental a su jardín.

El diseño del jardín japonés refleja la belleza pura de la naturaleza. Este estilo cuidadosamente planeado resulta atractivo para muchos propietarios de jardines debido a su facilidad de mantenimiento y a la paz que transmite. Para muchos la jardinería japonesa es más una pasión que un simple estilo de jardinería.

AunqJardín japonésue hay muchos tipos diferentes de jardines japoneses, los elementos dentro de cada estilo son muy similares. El agua está representada en todo jardín japonés y puede ser un estanque natural, un flujo de goteo, un estanque de peces koi o puede ser simbolizado por arena fina, pequeños guijarros o grava.

No se ven fuentes en los jardines japoneses  pero las características naturales del agua son abundantes.

Si bien el agua, es un elemento fundamental, las rocas son los elementos base del jardín, la roca como montaña o como isla, contenidos en el vacío que representa el mar.

Las más usadas son aquellas de origen volcánico, sobre todo el basalto.

  • Shima. Isla, se usa para designar a las rocas del jardín y al recinto que las contiene, y finalmente por extensión a todo el jardín.
  • Iwakura. Textualmente, el lugar que ocupan las rocas. En ocasiones se atan las rocas con cuerda como si delimitaran el lugar que ocupan. Esta práctica procede del jardín chino, que usa rocas mucho más plásticas y redondeadas. Las rocas japonesas, por el contrario, son escarpadas. Se escogen en función de su forma y se trasladan y colocan tal cual se encuentran en la naturaleza, evitando las manipulaciones y protegiendo las rocas de los daños que puedan sufrir durante el transporte.
  • El Monte Shumi, la montaña del eje del mundo para la religión budista. Se representa como una roca en el jardín.
  • La isla/monte Horai. Un lugar místico heredado del Monte Penglai de la mitología china. En cierto modo sería una especie de paraíso. Isla de los Bienaventurados, Isla de las Grullas e Isla de las Tortugas, se representan como piedras rodeadas por agua.

Estas piedras no se distinguen las unas de las otras, se dan forma a unas ideas que se transmiten por tradición oral, dando finalmente lugar a un modelo. El jardín japonés es un jardín de iniciados.

 

Jardín japonés

 

A parte del agua y las rocas, un jardín típico japonés puede contener, de forma real o simbólica, los siguientes elementos:

  • Una isla de verdad
  • Un puente a la isla
  • Una linterna, típicamente de piedra
  • Una casa de Té ó pabellón

¿Y que plantas van acorde con estos preciosos jardines?

Las plantas habituales en la composición de un jardín japonés son:

  • El arce japonés que cambia con las estaciones del año y representa a los continuos cambios de la vida
  • El robusto pino negro , símbolo de estabilidad con sus hojas siempre verdes
  • Flores que proporcionan color estacional, incluyendo azaleas, crisantemos y peonías
  • El bambú suele ser abundante y puede servir como una barrera de privacidad en las diversas áreas del jardín
  • Pinos y otros árboles, como la magnolia y el cerezo también son comunes en los diseños del jardín japonés
  • Los bonsais, plantas que capturan la belleza de la naturaleza a una escala más pequeña

Aunque se trata de un diseño minimalista, precisa de una profunda planificación para que su diseño encaje con el estilo de nuestra casa.

 

Jardín japonés

 

Los jardines japoneses pueden quedar encuadrados dentro de uno de estos estilos:

  • Jardines de Paseo, para verlos desde un sendero. Suelen incluir un paseo en torno a un estanque, que también sigue patrones naturales de marea alta, baja, etc. Es de este estilo el jardín del Palacio Katsura.
  • Jardines de Aposento, para contemplarlos desde un lugar, tal como la minúscula tsuboniwa que se encuentra en machiya (Casa de madera tradicional de la ciudad).
  • Jardines de té (Roji). Camino que conduce a la cabaña de paja, atravesando el lugar en donde cae el rocío. Se colocan piedras sobre musgo, para evocar esta idea del rocío. Para el camino se usan baldosas regulares o piedras irregulares colocadas en línea recta.
  • Jardines de contemplación (Karesansui, paisaje de montaña y agua).

 

Fuentes: guiadejardineria.com, landscape-design-advisor.com, es.wikipedia.org, casaydiseno.com

Un jardín de rocalla

¿Por qué un jardín de rocalla?

Para algunas personas, un jardín de rocalla, es algo más que una bella manifestación de plantas de diferentes colores, formas y tamaños, agrupadas alrededor de piedras. Para ellos, constituye un verdadero pasatiempo que les proporciona enormes satisfacciones. Con sólo un vistazo al jardín de rocalla se puede reconocer a que género pertenece su propietario. Si se trata de un verdadero aficionado, no se somete simplemente a la simple asociación de plantas, sino que construye un sitio en el que pasa sus mejores momentos, lejos de la agitación del estrés y la forma de vida actual. ¡Toda una filosofía!

 

Jardín de rocalla

 

Una rocalla hecha con amor, es un verdadero placer para los ojos: reinan el orden y la armonía, y la belleza de sus plantas, da idea de los cuidados que les prodiga su apasionado propietario.

Pero construir una rocalla, solo representa el comienzo de una ardua tarea para la que el aficionado jamás tiene tiempo suficiente: la rocalla lo absorbe durante todo el año. El invierno es la estación de la meditación: lectura de obras de documentación, puesta al día del fichero, proyectos para mejorar las características de su rocalla, etc. Tareas que los trabajos del verano no le permiten llevar a cabo. Y sin que haya percibido el transcurso del tiempo, las primeras florecillas, le anunciarán que la primavera ha llegado.

El aficionado a las rocallas, examina con cuidado sus frágiles especies para ver cómo han sobrevivido al frío del invierno, así como los daños causados por los visitantes inoportunos… Y aguarda con impaciencia que se abran todos los capullos de las primeras plantas primaverales.

El verano es la estación de los proyectos: ¿Dónde deberían plantarse los bulbos?, ¿Qué arbustos o que coníferas se colocarán para llenar los vacíos?…

El otoño, está consagrado a la plantación de los nuevos bulbos, y el aficionado ya imagina el esplendor de su floración.

¡Quizá nadie vea pasar el tiempo tan rápido como él!

 

¿Qué es una rocalla?

Una rocalla, es un tipo peculiar de jardín, caracterizado por una decoración de estilo rústico con plantas de origen alpino o plantas resistentes a la sequía que se crían en terrenos pobres y secos. Las plantas se sitúan entre grava, conchas y piedras naturales o artificiales que sirven de ornamento.

jardín de rocallaLa rocalla se caracteriza en general por un terreno con buen drenaje, y la preponderancia de grandes piedras formando desniveles, con gravas y piedras más pequeñas formando como un roquedal. La rocalla ideal debe de formar una pendiente no muy pronunciada, con una orientación este, nordeste o sudeste  preferentemente.

Por estas razones, un jardín lineal no es el ideal para albergar un buen jardín de rocalla. Y de ser así, habrá que realizar previamente desniveles artificiales, recurriendo a pequeños montículos irregulares, los cuales se harán con tierra del mismo suelo, creando pequeños valles.

¡OJO! Antes de modelar los pequeños montículos, habrá que haber drenado bien el suelo, para evitar que las raíces de las plantas se pudran, y acabar con las malas hierbas que dificultan el crecimiento… Pero no nos adelantemos, y sigamos paso a paso la construcción de nuestra rocalla.

 

 

Construcción de la rocalla

Cuando se ha decidido el emplazamiento y el plan, la construcción comienza. Lo primero, limpiar la superficie, y quitar las malas hierbas. La mejor orientación para las plantas de nuestra rocalla será el este, nordeste o sudeste. Solo unas pocas especies se adaptan a la orientación sur u oeste.

Acumularemos cascotes, grandes guijarros y grava para asegurar el drenaje, dado que la mayoría de las platas de rocalla sufren con demasiada humedad. El estrato de drenaje debería ser muy grueso, al menos 50 cm., si estamos ante un suelo arcilloso o impermeable.

 

jardín de rocalla

 

Después pondremos tierra sin abono, preferentemente mantillo de hierba mezclado con arena, turba y mantillo de hojas. Las plantas de rocalla son en su mayoría muy sobrias y plantadas en suelo rico, no florecerán bien, ni se desarrollarán correctamente.

Como decíamos en el primer párrafo, es importante, tener un esquema previo a la plantación, un plan, para configurar de antemano los accidentes del terreno, los sitios soleados, los de semisombra o los que se encuentran en la umbría total, para poder cultivar plantas con exigencias ecológicas diferentes y darle a nuestra rocalla la diversidad suficiente para crear un bello conjunto, armonioso y colorido.

A continuación, colocaremos las piedras sobre esta base acondicionada. Hundidas con relativa profundidad, darán la impresión de ser la punta de una roca que sale del suelo.

¡Es importante empezar de abajo a arriba progresivamente! Se dispondrán grietas, pendientes, paredes verticales. Y se evitarán tanto la regularidad como la alineación, ya que provocaría un efecto de artificialidad que rompería totalmente con la armonía de una buena rocalla. Para que sirva de referencia, sigue el siguiente consejo: una rocalla bien estructurara, debería ser bella por sí misma, sin plantas. No se trata de copiar la rocalla del vecino, sino de inspirarse en la propia naturaleza, en sus aspectos más simples…

Al término de la construcción, se dejará reposar la rocalla, preferentemente un año entero, o al menos un invierno para que se “haga”. Las semillas de las malas hierbas, habrán germinado y tendremos que proceder a una nueva limpieza, añadir tierra y por último, comenzar a plantar.

 

¿Cuáles son las plantas idóneas para nuestro jardín de rocalla?

Arbustos

Agracejo, Berberis, Brezo, Calluna, Cotoneaster, Palmito, Teucrio, Verónica, Redodendro y Yucas.

Coníferas enanas

Chamaecyparis lawsoiana (variedades), Chamaecyparis nootkaensis “Compacta”, Chamaecyparis obtusa (variedades), Chamaecyparis pisífera (variedades), Cryptomeria japónica (variedades), Juniperus chinensis, Juniperus communis (variedades), Juniperus virginiana (variedades), Juniperus squamata (variedades), Macrobiota decussata, Pecea glauca (variedades), Picea omorika, Picea orientalis, Picea pungens, Pinus leucodermis, Pinus mugo, Pinus strobus, Pinus sylvestris, Taxes baccata, Taxus media, Thuya occidentalis, Thuya orientalis y Tsuga canadensis.

Plantas vivaces

Áster enanos, Astilbe, Aliso, Campanula carpatica, Clavelinas, Delfinio, Delphinium, Gypsophila, Lobelia, Flox, Phlox, Saxifraga, Tomillo y Viola.

Bulbosas

Crocus, Clicamen, Jacinto, Iris, Narcisos, Silla, Muscari y Tulipanes. 

Suculentas

Cactus, Áloe, Ágave, Lamprantus y Siempreviva.

 

Todas estas plantas mencionadas en las categorías de arbustos, vivaces, coníferas, bulbosas y suculentas, son las plantas perfectas para un jardín de rocalla. Se plantas en primavera u otoño, en los huecos que hay entre las rocas. Es aconsejable elegirlas con floraciones diferentes, así tendremos un juego paisajístico todo el año.

 

jardín de rocalla

 

Y para acabar, un resumen general de consejos imprescindibles

  • El trazado del jardín de rocalla debe ser muy libre y natural, desestructurado.
  • La introducción del agua deberá hacerse con libertad y fantasía, sin ser necesarios grandes caudales, sino pequeños.
  • Cuando el jardín es más bien pequeñito, es recomendable servirse de un muro de cerramiento sólido, al cual se adosara la rocalla. Plantar arbustos en la cima dará una impresión ilimitada, hará que el jardín se vea más grande
  • Hay que asegurarse que su subsuelo sea permeable. Si éste es arenoso, no habrá problemas, pero si es arcilloso, pueden haber dificultades para las plantas que precisen terrenos secos. Entonces, tenemos que prever un sistema de drenaje.
  • El drenaje en una rocalla puede consistir en una capa de drenaje compuesta de elementos gruesos, guijarros, trozos de maceta, escoria…., situado a 30-40 cm de la superficie del suelo, partiendo del punto más alto, y que va a morir bajo la última roca, para así evacuar el agua recolectada. Otra opción es instalar tubos de drenaje.
  • No hay que hacer la plantación hasta varias semanas después de la construcción de la rocalla, para permitir el asentamiento de la tierra.
  • Es preferible realizar la plantación en grupos irregulares, usando tres plantas como mínimo de las mismas especies.
  • Hay que evitar el abigarramiento de las plantas.

 

ideas-y-consejos-para-crear-rocallas-12

 

Espero que te haya gustado, y si es así, no dejes de leernos. Seguiremos publicando consejos, ideas y prácticas para tu jardín y el diseño floral de tu casa.

¡Hasta otra!

 

Fuente de información y fotografías: Wikipedia, Libro “Plantas de rocalla” de Susaeta Ediciones S.A., infojardin.com, guiadejardineria.com, ricardolibrero.blogspot.com.es, Juan g. Plaza (PAISSANO.com)

KOKEDAMA

El arte floral: KOKEDAMA

¡Hola! aquí estamos de nuevo contigo en Garden Rivas, para contarte cosas sobre jardinería, plantas y diseño floral. En esta ocasión hablaremos de un arte floral muy antiguo denominado “Kodedama“. Esperamos que os guste.

¡Ahi vamos…!

¿Que es un/una Kokedama?

Es muy popular en Japón y se suelen cultivar colgantes, aunque en algunos casos, también se cultivan sobre bandejas de arcilla o piedra decorativas. Al no poseer ningún tipo de contenedor el sustrato está expuesto en su totalidad. Estas características hacen del Kokedama, una opción más que interesante para el diseño floral de tu hogar, ofreciendo un aspecto muy original, moderno, y desde luego, poco convencional.

El arte floral - KOKEDAMA

 

Como puedes ver, el Kokedama, consiste en un sustrato en forma de esfera, compuesto  usualmente por musgo, turba, akadama y arena de río, y es en dicho sustrato donde crece la planta.

Pero ¿qué plantas son las más adecuadas para los Kokedamas? A la hora de crear un Kokedama, es clave elegir la planta que queremos, entre las más utilizadas están:

Cintas

Las cintas, también conocidas como Malamadre, son unas pequeñas plantas de porte colgante muy luminosas y fáciles de cuidar. Son perfectas para las Kokedamas por su porte y resistencia.

El arte floral - KOKEDAMA

Hiedras

Las hiedras son plantas trepadoras polivalentes que pueden ser cultivadas tanto en interior como en exterior. Es ideal si vamos a colgar nuestra Kokedama .

El arte floral - KOKEDAMA

Plantas suculentas

Las suculentas, o plantas crasas, son muy agradecidas en este tipo de trabajos florales tanto por su resistencia como por su escasa necesidad de agua: Kalanchoes, Crásulas, etc.

El arte floral - KOKEDAMA

Cóleos

Los cóleos son plantas que podemos tener tanto en el exterior como en el interior de casa y que son muy resistentes. Ideal para hacer un Kokedama colorido de porte colgante.

Helechos

Los helechos mini son ideales para estos trabajos al igual que las esparragueras por su porte frondoso y lanceado. Te costará elegir una sola variedad…

 

El arte floral - KOKEDAMA

Por supuesto se pueden cultivar muchísimas más plantas, éstas solo son una sugerencia. ¡Dale rienda suelta a tu imaginación!

Una vez elegidas las plantas más características (a ser posible, de pequeño desarrollo), vamos a crear nuestro Kokedama paso a paso. Pasa eso seguiremos los consejos que nos ofrece  labioguia.com, y necesitaremos: Tierra, Arcilla, Arena, Musgo e  Hilo.

Primer paso: Realizamos la bola de sustrato

Necesitamos hacer una especie de “bola de barro”, utilizando turba y sustrato especial para bonsáis (akadama) por ejemplo; se trata de conseguir mantener la forma redonda, la humedad y la oxigenación, para conseguir esto debes hacer una mezcla equilibrada, incluso añadir algo de arena de río. Una posible mezcla podría ser 3 partes de turba y 1 parte de akadama, a esta mezcla añades un poco de arena de río, poca cosa, lo mezclas y luego lo mojas para hacer la bola. Esta bola servirá de soporte para las raíces, además aportará algunos nutrientes, aunque habrá que fertilizar frecuentemente.

Paso 2: Plantación

Cuando ya tienes la bola de sustrato, todavía sin colocar el musgo,  hay que realizar un hueco o abrir un poco el sustrato para hacer sitio a las raíces de la planta. Al final las raíces deben quedar bien centradas en la bola de sustrato.

Paso 3: Soporte y refuerzo de la Kokedama

Con una cuerda, tipo tramilla, vamos rodeando la bola y haciendo algunos nudos. Con esto conseguiremos que el soporte sea algo más estable. Después se puede utilizar para colgar la Kokedama, aunque luego puede suponer un problema para regar.

Paso 4: Colocamos el musgo

Por último, hay que cubrir la bola con musgo, esto ayudará a mantener la humedad de la Kokedama. Puedes utilizar también algún tipo de pequeño cordón para sujetar el musgo de forma disimulada.

El arte floral - KOKEDAMA

 

Y ya está… ¡Ahora a disfrutar de nuestro jardín colgante de Kokedamas!

El musgo necesita luz, pero no la soporta directamente de sol porque se produce evaporación  demasiado rápido. Por eso es recomendable colocar tus kokedamas en lugares iluminados pero no a pleno sol, y por supuesto, elegir las especies vegetales aptas para ello.

Y no te olvides del mantenimiento, que aunque es bastante sencillo, no hay que olvidarse de la humedad. Como mínimo, una vez a la semana habrá que sumergir la kokedama en un recipiente redondo con agua para que así el musgo se hidrate y evitar que se seque.

 

Este post ha sido posible gracias a las fuentes: labioguia.com, wikipedia.org, algoverde.wordpress.com, hogarmania.com

Árbol de Jade (crassula arborescens)

Hoy lunes, hemos seleccionado para nuestro hastag #LaPlantaDeLaSemana, el Árbol de Jade (crassula arborescens). Planta crasa de aspecto regio y antiguo que sin duda, será la envidia de tus visitas, sobre todo cuando la planta haya adquirido un buen tamaño.

 

Árbol de Jade

 

En este post, vamos a conocer de manera más detallada las crassulas arborescens, que es como realmente se denomina el árbol de Jade. Nombre genérico que deriva del término latino crassus que significa grueso y se refiere a que las especies tienen hojas suculentas. Veremos algunas variedades, la reproducción y los cuidados.

El árbol o planta de jade es muy popular entre otras cosas, por el precioso color verde de sus hojas redondeadas. Crece fácilmente, y tras muchos años, puede alcanzar hasta un 1 metro de alto, incluso más, no obstante hay que tener mucha paciencia para lograr plantas de gran tamaño pues es de crecimiento lento.

Hoy en día se pueden encontrar alrededor de 60 especies diferentes de crassulas arborescens. Algunas variedades son de porte rastrero, otras son de porte arbóreo, otras de porte semi-arbóreo, etc. Pero todas ellas tienen una característica común: las hojas carnosas.

Detalles de algunas hojas de 3 variedades de crassula arborescens

árbol de Jade - crassula

 

En este caso, o más llamativo es que las hojas tienen un color rojizo por todo el perímetro de la hoja. Ese tinte rojizo se agudiza más en invierno con el frío.

 

Árbol de Jade (crassula arborescens)

 

Las hojas de esta otra variedad de crassula arborescens son muy originales. Tienen forma de pequeños cilindros y en la coronación de cada uno de ellos hay unos orificios.

 

Árbol de Jade (crassula arborescens)

 

Esta tercera variedad tiene una hoja glauca, con un color grisáceo. Gracias a esta tonalidad, se convierte en una planta muy elegante.

 

 

Cuidados del Árbol de Jade (crassula arborescens)

Al igual que con las plantas crasas, es importante vigilar que la planta no tenga exceso de agua. Durante el invierno, no suele ser necesario regar la planta ya que se pueden pudrir los tallos y las hojas. En cuanto a la ubicación, lo ideal es que estén una zona soleada y bien iluminada. Las podemos tener en el interior del hogar.

 

Resumen de consejos para tener una planta de Jade (crassula arborescens)

1 – Colócala bajo la luz del sol. Pleno sol todo el año. En invierno soporta temperaturas hasta +3ºC. Si la temperatura baja hará falta protegerla situándola en un lugar bien iluminado y fresco. Las hojas presentan un tinte rojo en los bordes si está en un lugar soleado.

2 – No la riegues en exceso. Las plantas de jade pueden durar de hasta 2 meses sin agua. Es conveniente regar cada 5 días en verano y una vez cada 15-20 días en invierno, pero todo esto depende de las condiciones particulares de ubicación.

 

Árbol de Jade (crassula arborescens)   Árbol de Jade (crassula arborescens)

 

3 – Suelo y trasplante. Es aconsejable un sustrato mezcla de 60% de arena de río o grava volcánica y el 40% de akadama. Se trasplanta cada 2 años, a principios de primavera, antes de que empiece a brotar. Podar una tercera parte de la longitud de las raíces.

4 – Abona las plantas dos veces al año. En primavera avanzada y a final de verano, cada 20 ó 30 días se puede realizar un aporte de abono líquido. Descansar en pleno verano.

 

Árbol de Jade (crassula arborescens)   Árbol de Jade (crassula arborescens)

 

5 – Pódala si deseas que luzca más como un árbol. Las hojas o las puntas hacen que crezcan raíces rápidamente.

6 – Multiplicación. Por esquejado de brotes jóvenes, en arena apenas húmeda. Una rama o incluso una sola hoja enraízan en una mezcla de suelo arenosa y bien drenada.

 

Árbol de Jade (crassula arborescens)   Árbol de Jade (crassula arborescens)

 

7 – Espolvorea regularmente para eliminar el polvo de las hojas.

 

Árbol de Jade (crassula arborescens)

 

Cultivares notables

  • Crassula ‘Buddha’s Temple’
  • Crassula ‘Coralita’
  • Crassula ‘Dorothy’
  • Crassula ‘Fallwood’
  • Crassula ‘Ivory Pagoda’
  • Crassula ‘Justus Corderoy’
  • Crassula ‘Morgan’s Beauty’
  • Crassula ‘Tom Thumb’

 

Crassula_bonsai

 

Fuente: wikihow.com; wikipedia.org; hogarmania.com

El diseño o arte floral

Diseño floral

¿En qué consiste el diseño floral?

El diseño floral, también llamado arte floral, como su propio nombre indica, se trata de un arte, tan viejo como la propia humanidad. Ya desde el antiguo Egipto, el imperio romano, la cultura helena, y el lejano oriente, se utilizaban elementos florales: flores, plantas, y otros elementos complementarios que no siempre formaban parte del mundo vegetal.

¿En qué consiste el diseño floral? Pues como podrás imaginar, este arte se basa en combinar  los elementos descritos, para crean composiciones artísticas de gran belleza estética. Y se constituyen en nuestro tiempo, al igual que lo hiciera en el pasado, como un factor importante de la decoración de espacios especiales, ya sea en hogares particulares o en centros públicos.

Al San Valentín Garden Rivasartista que emplea su creatividad y sus capacidades técnicas para llevar a cabo el estudio y desarrollo de las composiciones florales, se le denomina diseñador floral.

Entre los trabajos realizados en la actualidad por los diseñadores florales se encuentran trabajos para venta en floristerías o tiendas de regalos como arreglos florales en bases diferentes (floreros, macetas y otros contenedores) o ramos de flores y otras composiciones similares, decoración de eventos, ambientación de espacios y realización de accesorios de vestuario con flores, también llamado bisutería floral y muchos más. Todo esto se realiza tanto con flores de corte, follajes, hierbas, y otros materiales naturales, artificiales o deshidratados así como accesorios y materiales de decoración.

Los diseños florales, arreglos o decoraciones incorporan los elementos del diseño floral: línea, forma, espacio, textura y color, así como los principios del diseño floral: balance, proporción, ritmo, contraste, armonía y unidad.

Hay una clara y estrecha relación entre el diseño floral y el diseño interior o interiorismo, ya que ambos, indagan en aspectos de la psicología ambiental. El diseñador interior o de interiores, generalmente suele valerse del diseño floral como parte de su trabajo.

 

Estilos de diseño floral

Existen muchos estilos de diseño floral. Los diseños orientales, occidentales y estilos europeos han influenciado la industria floral comercial al día de hoy.

El ikebana es un estilo oriental japonés de diseño floral que incorpora los tres principales elementos: el cielo, el hombre y la tierra. En contraste el estilo europeo enfatiza en el color y la variedad de materiales botánicos en trabajos masivos o de múltiples flores, por otro lado el diseño occidental históricamente se ha caracterizado por estilos de arreglos simétricos o asimétricos y horizontales o verticales principalmente. Sin embargo con la globalización del comercio y los últimos avances en la comunicación vemos hoy en día cada vez más mezclas de estas tendencias, principalmente en Europa y América.

Ikebana

 

El papel de las flores secas y/o liofilizadas en el diseño floral

¿Quién dice que algo que se seca, deja de ser bello? Evidentemente, esto no siempre es así. Precisamente, la belleza de las flores secas reside en esa transformación.

No cabe duda que la planta natural es vida, y como tal bella, pero no podemos olvidar que una flor o planta natural una vez desecada o liofilizada, puede decorar y adornar durante mucho tiempo nuestros hogares.

Como todo arte, el diseño floral, se basa en la creatividad y genialidad de su creador o artista, y las plantas o flores secas y/o liofilizadas, llegan a alcanzar cotas muy altas de plasticidad y belleza cuando son combinadas con arte y maestría.

Generalmente, estas plantas se combinan con un recipiente contenedor que se adapta a sus características: desde centros rústicos con canastillos de mimbres a algo más minimalista como un jarrón transparente.

Diseño floral

 

Desarrolla tu creatividad

Si eres amante de las plantas y quieres ser “artista por un día”, te aconsejamos que emplees tu creatividad desarrollando algún adorno o centro floral para tu casa. Es una experiencia muy enriquecedora, y existen infinidad de sitios que te pueden ofrecer ideas, incluso te enseñan la manera de llevarlas a cabo.

En cuanto a la forma o diseño a elegir, tu creatividad es la mejor consejera. No tengas miedo de ser innovador, no siempre los materiales más majestuosos y elegantes, proporcionan un trabajo final al que podamos denominar como “obra de arte”, mientras que unas viejas y simples cajas de frutas pueden “triunfar”.

Pero no olvides escoger una buena combinación de materiales, formas y colores.

crear-composiciones-florales-cajas-fruta

 

Fuentes: Little Cottage, Wikipedia, freepik, Casa Asia, hogarmania

Rosas liofilizadas

Rosas liofilizadas. Rosas eternas

Imagino que en más de una ocasión, al visitar una floristería, habrás experimentado una gratísima sensación admirando un curioso y bonito producto: la Rosa Liofilizada. A veces les dan otro nombre como Rosa Eterna, Rosa Seca, o Rosa de Seda.

Rosas liofilizadas Garden RivasSon hermosas rosas con llamativos colores (rojo, amarillo, burdeos, naranja, azul, morado…, incluso negro) que suelen vender se por unidades -dentro de preciosos contenedores de plástico transparente- o incluso en ramos, con un tacto idéntico al de una rosa recién cortada y un aspecto natural, pero eso sí, mucho más duradera que una rosa fresca.

Estas rosas son totalmente naturales, pero a diferencia de las frescas, las liofilizadas están sujetas a un proceso de conservación denominado “liofilización“.

Gracias a este proceso, las flores pueden durar entre 3 y 5 años, tan frescas como el primer día, pues se sustituyen sus líquidos naturales por una mezcla líquida de glicerina, agua y colorantes, de ahí sus llamativos colores.

Evidentemente, este complejo proceso de conservación al que son sometidas, hace que el coste de las rosas liofilizadas, sea más elevado que el de las flores frescas. Pero sin duda, merece la pena.

 

¿En qué consiste el proceso de liofilización?

La liofilización o deshidrocongelación es un proceso en el que se congela el producto y posteriormente se introduce en una cámara de vacío para realizar la separación del agua por sublimación. De esta manera se elimina el agua desde el estado sólido al gaseoso del ambiente sin pasar por el estado líquido. Para acelerar el proceso se utilizan ciclos de congelación-sublimación con los que se consigue eliminar prácticamente la totalidad del agua libre contenida en el producto original, pero preservando la estructura molecular de la sustancia liofilizada.

Como decimos, es muy valorado en el sector floral, aunque principalmente en la industria alimentaria para conservación de los alimentos y en la farmacéutica para conservar medicamentos, aunque también se puede utilizar para fabricar materiales como el aerogel o para hacer más conveniente el transporte de ciertos productos por reducción del peso. Es una técnica bastante costosa y lenta si se la compara con los métodos tradicionales de secado, pero resulta en productos de una mayor calidad, ya que, al no emplear calor, evita en gran medida las pérdidas nutricionales y organolépticas.

 

Etapas del proceso de liofilización

Fase 1: llamada etapa conductiva. Inicialmente, por el calentamiento de la muestra, la velocidad de sublimación crece rápidamente hasta llegar a un máximo. El tiempo para agotar esta fase es relativamente corto; en ella se lleva a cabo la mayor parte de remoción de agua del producto (entre 75-90 %), siendo el mecanismo preponderante la transferencia de calor por conducción.

Fase 2: Primera etapa difusiva. Muestra un descenso importante de la velocidad de sublimación debido a la formación de una capa porosa de material seco que opone resistencia creciente al flujo de calor y al vapor a medida que procede el secado.

Fase 3: Segunda etapa difusiva. La velocidad de sublimación continúa decreciendo de forma que se aproxima a cero. Esto debido a que el calor necesario para retirar el agua ligada es más alto que el calor de sublimación. Pues que la difusividad de los aromas disminuye sensiblemente cuando la humedad es pequeña es posible en esta etapa incrementar la temperatura de la calefacción y del producto hasta valores del orden de 50° C, dependiendo del material que se trate.

 

RosasLiofilizadas

 

Uso y Conservación

Por último, te detallaremos las condiciones para que tus rosas eternas, sean lo más eternas posible:

  • Han de estar en lugares secos y cubiertos, ya que no pueden hidratarse, hay que evitar colocarlas en lugares húmedos. En definitiva, no pueden tocar el agua, pues se hidratarían y perderían la conservación
  • Se les puede añadir -en pequeñas cantidades- esencias aromáticas
  • No pueden recibir luz directa solar

 

rosas-liofilizadas-2 rosa-roja-2

 

Ya solo nos queda, animarte a disfrutar de estas magníficas flores, que a buen seguro, decorarán tu casa como solo las flores pueden hacer.

 

Fuentes: Garden Rivas, Wikipedia